Comercio Justo

Ético, Personal, Revolucionario.

Una idea (no tan) revolucionaria:

Para conocer a  la gente detrás de los productos que compramos.

Para muchos consumidores, la idea de conocer de dónde vienen nuestros productos es desconocida, quizás incómoda. Nos hemos acostumbrado a comprar sin sentido, y a menudo estamos cegados y tranquilizados por el exceso de publicaciones que ignoran las consecuencias de nuestras compras. Aquí en Cojolya, escogemos oponernos a este modelo dañino de consumo, y crear consciencia en la gente. Tratamos a nuestros artesanos con respeto, trabajamos para mejorar sus vidas, y restablecemos una idea (no tan) revolucionaria para intercambiar en nuestro mundo:

con Justicia.

Los 10 Principios

Y lo que significan para Cojolya

Uno: Oportunidades para Productores Desfavorecidos

El primer principio del Comercio Justo es garantizar los oportunidades para productores económicamente desfavorecidos, por ejemplo los productores pequeños o los miembros de las asociaciones. Nuestra asociación se formó con la misión principal de ayudar las mujeres que quedaron viudas durante la guerra y sin un ingreso estable. Aunque nuestro enfoque ha cambiado, seguimos poniendo en práctica este principio porque proveyendo a nuestros artesanos con entrenamiento y desarrollo profesional para ayudarlos para pasar de la seguridad de los ingresos a la autosuficiencia. Haz clic aquí para leer más sobre nuestro programa de desarrollo profesional.

Dos: Transparencia y Responsabilidad

Cojolya pone en práctica el segundo principio del Comercio Justo a través de nuestros publicaciones de planes y procesos, nuestros informes anuales, presencia en los redes sociales, y el involucro constantemente de nuestros artesanos en el proceso de toma de decisiones. Nuestro consejo de administración, compuesto de siete de nuestros artesanos, se reúnen constantemente para analizar las metas y necesidades de la Asociación. Además, cada producto tiene el nombre de la tejedora y de la diseñadora, para que Cojolya pueda mantener una relación transparente con nuestros consumidores para que pueden comprar con confianza.  

Tres: Prácticas Comerciales Justas

Cojolya pone en práctica el tercer principio del Comercio justo en todos nuestras interacciones comerciales. Estamos transparente con nuestros consumidores, y comunicamos a nuestros artesanos lo que necesitamos para producir y cuando tenemos que producirlo. Nuestra meta nunca es para maximizar los beneficios, sino mejorar las vidas de nuestros artesanos y sus familias. Hemos desarrollado relaciones con nuestros artesanos fundadas en confianza y comunicación fuerte.

Cuatro: Pago Justo

Aquí en Cojolya, trabajamos con nuestros artesanos para asegurar que les proveemos con una compensación justa para su trabajo. Saber el tiempo que nuestros artesanos necesitan para tejer cada producto nos permite determinar un Precio Justo. Nuestros artesanos reciben al menos el doble de lo que recibirían si vendieran los productos en el mercado. En este manera, hemos ayudado artesanos como María (en la foto a la derecha) para empezar sus mismos empresas.

Cinco: No al Trabajo Infantil, No al Trabajo Forzoso

Cojolya nunca ha tenido y nunca va a tener niños trabajando en la organización, ni obligar a la gente para trabajar por Cojolya. En Santiago, la tasa de inscripción escolar cae de 74% a 24% entre el nivel primario y el nivel básico, y muchos niños empiezan a trabajar a una edad joven. Por eso, nuestro programa de desarrollo social, Mano a Mano para El Desarrollo, trabaja para ayudar a que nuestros niños sigan estudiando porque proveyéndolos con los recursos necesarios, ayuda, y ánimo. Para leer más sobre Mano a Mano, haz clic aquí.

Seis: No a la Discriminación, Igualdad de Género, Libertad de Asociación

Dentro de nuestro grupo de 28 artesanos, 23 son mujeres. Nuestra asociación fue formada durante la Guerra Civil de Guatemala, en el cual hombres tz'utujiles murieron, y por eso muchas mujeres quedaron viudas y sin un ingreso estable. Por eso, al principio Cojolya fue formado para proveerles a las mujeres con un ingreso estable. Desde entonces seguimos enfocando en mejorar las vidas de las mujeres en Santiago para proveerles con oportunidades tradicionalmente reservadas para los hombres.

Siete: Buenas Condiciones de Trabajo

La mayoría de nuestras tejedoras trabajan en casa, y cuando completan los productos, van a nuestra oficina para que nuestro confeccionista puede coserlos para vender. Este ayuda a nuestros artesanas, porque tienen obligaciones aparte de Cojolya como madres, esposas, hijas etc, y puedan trabajar en sus propios horarios. También tenemos espacio reservado en nuestra oficina para tejer que nuestros artesanas siempre pueden usar.

Ocho: Desarrollo de Capacidades

Nuestra Asociación capacita a nuestros artesanos en áreas necesarias para fortalecer sus habilidades. Además, si no haya nadie dentro de la asociación con la capacidad para enseñar una habilidad, buscamos a parte de Cojolya para proveerles a los artesanos con lo que necesitan. Para leer mas sobre nuestro programa de desarrollo profesional, haz clic aqui.

Nueve: Promoción del Comercio Justo

Como una Asociación, promocionamos el Comercio Justo a través de mantener un equilibro de comunicación entre los productores y consumidores. Somos honestos y transparentes en nuestro Sitio de ventas sobre la filosofía del Comercio Justo, y explicamos que todos nuestros productos son parte de un intercambio justo. A través de esta transparencia, somos capaces de promocionar la misión del Comercio Justo.  

Diez: Respeto al Medio Ambiente

Los capacitaciones y conversaciones que tenemos con nuestros artesanos y sus hijos a menudo se enfoca en el respeto del medio ambiente. Actualmente, Cojolya está colaborando con un productor de bolso de tela que va a fabricar bolsas para nuestros tejedores para usar en el mercado para combatir la amenaza y la cantidad de bolsas de plástico en Santiago. Además, trabajamos para asegurar que nuestro hilo viene de fuentes responsables, y que todos los pasos del proceso de producción tienen un impacto limitado en el medio ambiente.

Comercial Las Máscaras, 2nd floor, Calle Real
Cantón Tzanjuyu, Santiago Atitlán
Sololá, Guatemala

 

(502) 7721-7268

©2017 by Cojolya. Proudly created with Wix.com

Newsletter/Boletín

español.png
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black TripAdvisor Icon